foto maleta

Maleta sin maletín.


Tomarse unos días de vacaciones es una necesidad vital, pero en ocasiones se convierte en un problema mayor que desquitarse de la rutina.

Agosto es el mes ideal, casi todo se para, casi todo se cierra, pero en tu cabeza sabes que todo es un “CASI”, no se cierra herméticamente como una caja fuerte.

Y el dilema está en qué llevar en la maleta que me permita desconectar pero tenga todo lo necesario por si llega una notificación de última hora por el bendito Lexnet:

  • Portátil: no en todos los sitios a los que podemos marcharnos de viaje tenemos un ordenador a mano, por eso nos llevamos el nuestro o el del primo, hermano o aquel que tiene un portátil pequeño porque es más necesario que la crema solar. Si no puedes conseguir llevarte uno llama a la recepción del hotel y consulta que tengan ordenador disponible para clientes.
  • WIFI: nadie te asegura que tengas WiFI en todos los sitios a los que vayas, por eso solo te podemos dar una recomendación: RESPIRA, ahí sitios que si la tienen.
  • Tarjeta ACA y Lector: Sin ninguna de estas cosas no hacemos absolutamente nada en cuanto a lo que entregar documentación se refiere ante el juzgado que te moleste en tu momento de paz. Así que encontramos un hueco junto al pasaporte o al neceser para que lo custodie.
  • Lápiz de memoria: En el meteremos los últimos trabajos o la documentación más reciente, porque todo el mundo sabe que nos va a surgir una duda, que tenemos que consultar algo y esa incógnita nos hará una ulcera de estomago. Así que guardaremos el lápiz junto con las pastillas y los medicamentos de viaje, por si las moscas.
  • Teléfono móvil: Es nuestro apéndice más preciado, es como no llevar bañador a la playa, lo mantendremos en silencio porque tendremos que desconectar pero no podemos evitar tocarlo para saber que sigue ahí.
  • Un compañero: si todo lo demás falla, hay que tener siempre a mano ese compañero/amigo que o bien no se va de viaje en tus mismas fechas o se va al pueblo donde dispone de todo lo necesario. Este compañero amigo es casi mejor que esa vecina que te riega las plantas. La tranquilidad que te aporta es infinita.

Y con todo esto, solo te podemos decir, que si coges un avión, los 23 kilos de equipaje que te dejan llevar, nunca serán suficientes, pero intentarlo es lo que cuenta.

Disfruta de tus merecidas vacaciones que el invierno es muuuy largo.

Esta vez, la Toga se queda en el armario.

foto maleta

 

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *