oliver y benji. modificada TOGADAS

Los magos del balón


Es inevitable sentir algo de emoción y de nostalgia al enterarnos de la posible vuelta de Oliver y Benji para el próximo 2018 con motivo del Mundial de Fútbol de Rusia. Esa seria entrañable de los años90 en la que todos queríamos jugar al fútbol, te gustase o no, o fueses más o menos diestro con el balón.

 Recordemos esos interminables campos en cuesta y esas patadas voladoras que no tenían fin, patadas que si intentabas imitar era más que probable que acabaras con un diente roto o un buen coscorrón.  La canción de la serie te la sabías mejor que la dirección de tu casa, la identificabas desde cualquier lugar y a día de hoy la cantas a voz en grito como si fuera el himno de tu propio equipo.

Tuvimos la oportunidad de acompañar a sus protagonistas desde los equipos juveniles hasta que acabaron jugando en su selección y se marcharon luego a formar parte de equipos de Alemania, Brasil o jugar en la liga italiana. Toda una época dorada en la que los amantes del fútbol y los seguidores del “anime” compartíamos la pasión por esta serie.

Que buenos recuerdos tenemos del fútbol cuando éramos pequeños, y que malos momentos les están proporcionando a las nuevas generaciones. “El deporte de la vergüenza” así llegaron a titular varios medios de comunicación a este deporte que cada vez es más batalla campal que un juego.

Si miramos los periódicos de este mes de marzo nos encontramos con:

– El día 13 son detenidos 7 ultras del Sevilla en Leicester por una pelea antes del partido.

– El mismo día 13 en Pontevedra, la fiscalía pide 4 años de cárcel a un futbolista por agredir a un rival.

– El 15 sale noticia que en Barcelona el fiscal pide 3 años de prisión por la paliza que se les propina a unos aficionados de la selección española.

– el día 16 en Gijón, dos madres se pegan mutuamente en un partido de prebenjamines, con niños que tienen unos cinco años. Tienen que llamar a las autoridades.

– 20 de marzo en Mallorca, una auténtica batalla campal en un partido de infantil, ya hay abiertos unos 10 procedimientos por lesiones.

Son noticias todas ellas ocurridas en un mismo mes, es más, se suceden entre los días 13 y 20, es imposible no preguntarse ¿Qué está pasando con este deporte? Lo que sí que parece tener respuesta es que si entendemos El Derecho como “el conjunto de normas que regulan la convivencia social y permiten resolver los conflictos jurídicos”. Estamos ante un problema de gran escala el cual no está teniendo resolución en el plano normativo. Y no podemos mirar a otro lado cuando muchos de estos episodios de violencia acaban en los juzgados.

Están muy bien las asociaciones, los clubes, las ligas y todos los que quieran mandar en un deporte que mueve millones. Pero si tenemos procedimientos abiertos en los juzgados ¿No deberíamos dar medios a nuestros operadores jurídicos para dar efectivas soluciones?

Es imposible no darse cuenta que “poderoso caballero es don dinero”, el deporte rey es tal porque hay demasiados intereses económicos en él. Un mínimo ejemplo de ello es que tenemos telediarios que empiezan hablándonos de fútbol, como si no tuviéramos otras noticias más importantes de las que hablar primero. O tal vez como tenemos tantos problemas serios se utiliza en los medios el lema romano de “Panem et circenses” (literalmente «pan y circo») definido como: “una locución latina peyorativa de uso actual que describe la práctica de un gobierno que, para mantener tranquila a la población u ocultar hechos controvertidos, provee a las masas de alimento y entretenimiento de baja calidad y con criterios asistencialistas.”

Tampoco sabemos si el problema radica en unos padres obsesionados con que su hijo sea la siguiente estrella del universo, y no permiten que nada ni nadie les diga lo contrario porque ellos mismos tienen muchos sueños frustrados. Pero ahí podemos encontrar otro pilar dañado que no es otro que la educación. Que debería tener ese amparo y protección de las que se presume en un estado de derecho.

Es triste pensar en un deporte como un problema y que los magos del balón se transformen en un procedimiento judicial.

diseno-sin-titulo-1

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *