abril16 - estudiantes - bahía - togados - firma

Bahía


Qué bonitos los primeros rayos de sol que anuncian la llegada del verano, que bonitos son los anuncios de los cruceros con sus estrellas de cine, música, grandes chefs con sus sonrisas blancas que nos dicen lo bonito y excitante que es irnos de crucero en alta mar. Que bonita la proa y la popa de los barcos, con su gente bonita, todos guapos…y que bonita el agua cristalina de esa BAHÍA a la que accedes gracias a ese barco que te lleva al paraíso….. Pero qué pasa si estás estudiando DERECHO?

Cada vez que escuchas la música de un anuncio de cruceros te echas a temblar porque es más pegadiza que los anuncios del súper (y todos lo sabemos). Que cada vez que alguien te dice de ir a dar un paseo al mar tú solo piensas en tu profesor diciendo: defíname plataforma continental y Mar territorial y tu a la vez piensas: y esas famosas millas que separan tu mar del resto de mares….¿ se verán de verdad? Agachas la cabeza cada vez que ves una agencia de viajes y solo quieres irte a la montaña. Cada vez que abres el ligero texto de ínter en tu cabeza suena Celine Dione recitándote “a la cepa la oreja” neear faaaar whereeeeever Youuu areee.

Y para ti el agua cristalina de esa BAHÍA no es un símil de paraíso si no que es: “toda escotadura bien determinada cuya penetración tierra adentro, en relación con la anchura de su boca, es tal que contiene aguas cerradas por la costa y constituye algo más que una simple inflexión de la costa. Sin embargo, la escotadura no se considera como bahía si su superficie no es igual o superior a la de un semicírculo que tenga por diámetro la boca de dicha escotadura“.

togadas-bahia-rafa-abril16

Por eso futuros TOGAD@S, os damos varios consejos para sobrellevar el tiempo que queda desde hoy hasta el examen: (omitimos que en algunas facultades de España son exámenes orales para no poneros más nerviosos)

Evita:

  1. La tele
  2. La radio
  3. Conversaciones con amigos que conlleven a hablar sobre vacaciones de verano a no ser que acaben en: me voy de campamento a algún lugar de Castilla de cuyo nombre no quiero acordarme.
  4. Intenta mantener la boca de tus abuelos llena de comida para que no hablen de su próximo crucero.
  5. Reza al dios que fuere.

Confía, al final todo pasa y podrás volver a ver el mar sin sentir escalofríos.

..y que la Toga te acompañe!

Foto by Togadas.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *