togadas canciones julio 16 estudiantes

La canción del verano


El verano, esa maravillosa época estival acompaña de altas temperaturas, aunque solo sea en algunas zonas de la península, bebidas refrescantes, tiempo libre y ritmos musicales que nos acompañan durante nuestras vacaciones.

Pero cuando te pasas todo el año  estudiando o bien leyendo jurisprudencia para argumentar tus escritos, no pararte un segundo a intentar entender el significado de la canción del verano es casi imposible, y ese es nuestro primer gran error, junto con el de pensar que los activadores del bronceado nos van a poner la piel como la de Beyoncé el primer día de playa cuando a quien nos parecemos más es al típico turista nórdico con calcetines.

Si sintonizamos la radio en cualquier dial podemos encontrarnos con:

  1. La confusión de Enrique.

“Sólo en tu boca, yo quiero acabar, todos esos besos que te quiero dar” (No lo entiendo y lo que me imagino no es legal).

“Si te vas yo también me voy, si me das yo también te doy” Di esto en un curso de Violencia de Género…

“Con el te duele el corazón y conmigo te duelen los pies” (¿Alguien le puede explicar que si te duele el corazón es una angina de pecho y a donde me voy es al hospital?)

  1. Las grandes aportaciones de Álvaro.

“Sé que te corté las alas, el te hizo volar, él te hizo soñar”  (¿Estamos ante una liberación de un secuestro?)

“Yo no te creo, yo no te deseo, solo te dejo, solo te deseo” (Hay que aclararse porque si no  parece que estamos ante el nuevo delito de stalking)

  1. La locura de Morat.

“Fui dictador y el no dejarte ir debió haber sido mi primer decreto, 4 años sin mirarte, 3 postales y un volero, 2 meses y me olvidaste ni siquiera me pensaste un 29 de febrero” (No tenemos ninguna comparación con esto, solo decir que tenemos el teléfono de muchos compañeros abogados por si quieren iniciar un procedimiento)

  1. Chaquira Chaquira.

Los duos de Shakira con otros contantes suelen dejarnos un poco trastocados, no podemos olvidar ese verano hace unos años en el que todos teníamos del 173 al 177 del código penal (la tortura y otros delitos) constantemente en nuestra mente. Pero este año tenemos una bicicleta que dada la profundidad de su letra estamos esperando a  que nos la roben o incluso poner en práctica ese latinajo de “res nullius” que pensábamos que nunca le íbamos a sacar utilidad.

Y un sinfín de letras de canciones más que pueden encuadrarse en la inducción al suicidio si lo escuchamos detenidamente como por ejemplo: el piki piki piki, que es una perfecta escusa para dejarse cerumen.

El verano acaba de empezar amigos Togados y a parte de aconsejar que escuchéis canciones un idioma que desconozcáis también os recomendamos que aunque os llenéis de ira, el asesinato tiene de 15 a 20 años y no vale la pena porque para el año que viene tendremos más aunque nunca mejor.

Que la Toga te acompañe!

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *