abogados

Liderazgo y abogacía: habilidades para el abogado del siglo XXI


Tras la crisis económica que hemos vivido, los cambios sociales y en el mundo laboral y de la empresa han sido y están siendo vertiginosos, de forma que la nueva realidad exige una capacidad de adaptación y flexibilidad que hasta ahora, muchos profesionales y más en concreto las abogadas y abogados de hoy, no habíamos tenido en cuenta.

Por ello, resulta imprescindible el aprendizaje en habilidades y competencias para ser un profesional de referencia con capacidad de aportar a los clientes un valor diferencial que está más allá del conocimiento y de la técnica jurídica que en general se da por supuesta, siendo además la formación jurídica del colectivo continua y de calidad gracias a la labor de los Colegios profesionales.

Entre estas habilidades y competencias necesarias para abogadas y abogados del siglo XXI cuyos efectos beneficiosos (personales y económicos) verán a medio plazo están:

1.- La capacidad de desarrollar estrategias esenciales como abogado/a desde el autoconocimiento personal.

2.- Contar con competencias emocionales para el mayor logro profesional.

3.- La capacidad de anticiparse a las necesidades del potencial cliente para lograr clientes.

4.- La habilidad de gestionar óptimamente la relación con el cliente una vez conseguido y fidelizar al cliente.

5.- El aprendizaje y desarrollo de inteligencia jurídica y comunicacional.

6.- Estrategias para hacer evolucionar el bufete tradicional al negocio de prestación de servicios jurídicos con éxito.

7.- La capacidad de generar marca del negocio de prestación de servicios jurídicos.

8.- Uso de las nuevas tecnologías a favor del negocio como la página web que dejará ser un mero instrumento de identidad corporativa a generar negocio on line.

9.- El liderazgo de equipos de abogados y la gestión de equipos de abogados para el alto rendimiento y/o para casos complejos.

Y todas ellas necesitan SER APRENDIDAS Y ENTRENADAS para que puedan ser incorporadas en el día a día de la profesión, lo cual es posible en los procesos de aprendizaje de COACHING EN EL SECTOR LEGAL que facilitan los COACHES CERTIFICADOS con experiencia y que a su vez conocen de manera profunda y dicho sector, el cual casi siempre se ha caracterizado por ser inmovilista y demasiado conservador.

¿Qué es el COACHING?

El coaching, según la International Coaching Federation (ICF), la mayor organización internacional que regula la práctica profesional del coaching, es una relación profesional continuada y  temporal entre coach (persona que proporciona coaching) y coachee (persona que realiza el aprendizaje), que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, la profesión, empresa o negocios de las personas. Gracias a un proceso de coaching, la persona profundiza en su autoconocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida.

Antes de realizar un proceso de coaching, las creencias y pensamientos que tenemos día tras día, así como los hábitos de actuación van creando “nuestra realidad”, es decir, lo que creemos que podemos vivir y tener, de forma que nos limitan en gran manera actuando como principal obstáculo para conseguir MEJORAS, LOGROS, CAMBIOS EFECTIVOS y OBJETIVOS DESEADOS en los diferentes ámbitos de nuestra vida (laboral, profesional, empresarial, familiar, social…).

Éste es un proceso inconsciente de forma que pasa desapercibido, así que el proceso de coaching es una oportunidad para DARSE CUENTA de lo que no funciona e identificarlo con claridad; para RESPONDER DE OTRA MANERA clarificando fortalezas y obstáculos y para ACTUAR con persistencia las acciones que se han determinado por el coachee con la ayuda del coach.

Además el coaching parte de un principio fundamental cual es el que las personas son las expertas de su vida,  es decir, solo ellas saben lo que realmente necesitan y lo que les conviene una vez que HAN RECUPERADO LA CLARIDAD para ello.

Por tanto, la labor del coach no será  dar consejos o recomendaciones, sino ayudarle en este proceso de exploración, aprendizaje, consciencia, acciones y transformación. El  coach le acompañará, le apoyará y también le retará. Si el coach se compromete, los resultados no se harán esperar.

En resumen, nos encontramos en un momento histórico de cambios y el reto de esta apasionante profesión como es la ABOGACíA, es precisamente llegar a convertirse en una profesión dinámica adaptada a la realidad y a la necesidades de esta realidad, que tenga un gran impacto en la conciencia social y por tanto que los mayores beneficiados sean los justiciables clientes y por ende, ellos mismos, los abogados/as.

Así que la pregunta que dejo para reflexión es ¿qué abogado/a quiere perder esta oportunidad de aprendizaje para la optimización  de resultados que ofrece el coaching en el sector legal?

foto-marta2-2

Marta Antuña Egocheaga

Es abogada ejerciente y colegiada ICAGiijón desde Junio de 1989

Desde ese año forma parte del despacho ANTUÑA ABOGADOS

Coach certificada avalada por ASESCO (Asociación Española de Coaching)desde Junio de 2013

Coach miembro de AICM (Asociación Internacional de Coaching y  Mentoring)

Diplomada en Coaching con PNL aplicada a la Inteligencia emocional y la Comunicación en 2012

Directora  de Coaching Azul© Global Coaching Solutions

www.coachingazul.com

coachin_azul_logo

 

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *